Adiós, Manuel María Flores



Análisis

En este poema, el protagonista del mismo nos habla de la muerte de la amada y como esta pérdida es amarga porque el amor que sentían ambos era correspondido en todos los aspectos. Eran el uno para el otro. Siente que le han arrancado una parte de sí mismo. Se pregunta por qué el dolor es parte de la condición humana y por qué la alegría, la felicidad va unida al paso del tiempo y finalmente al dolor, a la pérdida.

Siente que es un castigo divino por qué ese amor hace enfadar a los dioses o también pueden sentirse envidia de esta correspondencia mutua. El poeta cree que la muerte es algo injusto. Reflexiona acerca de cómo el ser humano pasa de forma fugaz por el mundo y como el amor, de la misma forma que llega, la muerte lo arrebata y con ello una parte de la otra persona.

El poeta se despide de ella siendo consciente de que no podrá olvidarla. Lo que los une no sólo es algo físico, sino que también es algo espiritual y va más allá de la muerte. Sus almas están unidas y por, eso ese adiós que nos indica el poeta es un hasta luego, es un punto de partida para volver a encontrarse.

Cuando acabamos de leer estos versos, tenemos la sensación de que la vida pasa rápidamente y, en muchas ocasiones, demasiado cuando arrebata la vida de la persona a la que se ama. Sin embargo, en este poema no se cae en la tragedia, en el llanto y en la imposibilidad de continuar viviendo sin la persona a la que queremos.

Se nos plantea no un final tranquilo pero sí hasta cierto punto racional, en el que el poeta mira la desaparición de su amada como una nueva forma de, más adelante, cuando el también ya no estén, estar al lado de ella. La muerte no es un obstáculo y no es el fin de todo, es un nuevo comienzo, es una continuación del sentimiento del poeta y de una relación que no puede terminar únicamente con la muerte física.


-------
Analizado por Susana Marín, en Poemario, publicado en noviembre de 2014, visto en https://poemario.org/adios-2/ .Gracias por leernos y citarnos :)