Altazor (Fragmento), Vicente Huidobro



Análisis

Se nos presenta a Altazor como un dios omnipresente y omnipotente que no quiere ignorar al ser humano. La flor de la esperanza aún florece, aunque sea doloroso. El poeta, por boca de este Dios, nos habla del fin de una época, de una religión obsoleta: el cristianismo. Para él, el miedo del ser humano cuando esta región desaparezca pasará y desaparecerá.

El poeta siente que esta religión, que no ha hecho nada por el ser humano, se ha quedado únicamente en la imagen, en la liturgia y los rituales. Siente que el nuevo Jesús cristiano es el que ha desatado la guerra en Europa, con sus millones de muertos, la desolación, la pobreza y la ruina de los países.

Los obreros, los trabajadores, son los que luchan para recuperar lo perdido, recuperar sus derechos, provocar una revolución social y socialista. Altazor es la esperanza, es la lucha frente a quien quiere doblegar al pueblo. Es la fuerza de quien no tiene nada y lucha por su futuro y dignidad. Es lo que nace desde lo más profundo para combatir la injusticia, para dar respuesta cuando no la hay, para dar esperanza cuándo sentimos la soledad en nuestra alma.

El tiempo, la vida, el universo no cambia y no responde a nuestras dudas. Somos nosotros los que tenemos que dar esa respuesta a lo que buscamos. Tenemos que buscar apoyo, cobijo, curar nuestras heridas y malos momentos. Debemos crear nuestra propia religión que nos aporte lo que buscamos y llene todas nuestras necesidades.

Este fragmento de la obra de Vicente Huidobro es el muy especial porque nos plantea una visión muy particular sobre la región que tiene el autor. Nos habla de una religión obsoleta, caduca y cansada que no dar respuesta a las necesidades espirituales del pueblo. Pero por otro lado también es la responsable de muchas guerras, incluso las actuales.

Es por ello que el poeta nos invita, nos anima a reencontrarnos, a luchar por nosotros y no por aquellos dirigentes que, por culpa de sus malas decisiones, ha llevado a la ruina, a la muerte y a casi al exterminio de muchos pueblos, países y sociedades. Es precisamente el pueblo, los trabajadores, los que tienen que luchar por su futuro de una manera unida para qué obtengamos frutos a nivel individual. Por otro lado, apuesta y aboga por una religión que de respuesta real a las necesidades que todo pueblo pide desde el punto de vista emocional, afectivo y espiritual.


-------
Analizado por Susana Marín, en Poemario, publicado en febrero de 2015, visto en https://poemario.org/altazor-fragmento/ .Gracias por leernos y citarnos :)