Autumnal, Rubén Darío



Análisis

El poeta destaca el paso de las nubes en un cielo y eso le hace pensar en la atracción de los enamorados y como, en ocasiones, todo se aúna para crear una atmósfera especial que los una más. Esos momentos los guarda el poeta como fuente de inspiración para sus poemas, así como los detalles de la naturaleza, el tiempo y otras personas que son parte de esos instantes.

El poeta desea encontrar esa inspiración, ese sentimiento amoroso que le llene por completo. La intuición lo llevó al campo de noche. El cielo estaba tan estrellado que abrumó all poeta con su belleza. La luz de un nuevo día le hace feliz. Esta va asomando poco a poco. La naturaleza a su alrededor también va despertando y mostrando su belleza, tanto en su conjunto como en cada detalle, planta, flor, etcétera.

Los sonidos de un nuevo día los siente más nítidos. Esto hizo que toda esa belleza, esa transformación interior del poeta, lo viera todo diferente y encontrara a ese amor que ansiaba, anhelaba y que inspirara su vida. Pensó en toda la belleza, en el amor que lo rodeaba.

El poeta nos habla de la belleza que hay a nuestro alrededor, la más pequeña y la más grande, en la noche y en el día. Pero cada uno de nosotros ha de encontrar esa belleza de manera individual. Si se desea encontrar el amor, primero debemos encontrar la belleza en nosotros mismos.

El poeta nos invita a descubrir el amor partiendo del propio conocimiento. Nosotros debemos encontrar la belleza en todo aquello que tenemos cerca. Si de verdad queremos amar, podremos ver dentro de nosotros, querernos, a partir de ahí empezará un cambio, una transformación que, paulatinamente, nos irá abriendo diferentes ventanas, entre ellas el amor.

Lo que está claro, es que el otoño es un momento en el que podemos ver cómo todos los elementos de la naturaleza se combinan para ofrecernos algo bello. No solamente hablamos de los más nítidos como el cielo, sino cómo las nubes se van añadiendo poco a poco, otros elementos como los árboles, las aves… pequeños detalles que al final conforman un paisaje que podemos admirar. Es por ello que nuestra vida es algo parecido.

Para descubrirlos y descubrir el amor, primero tenemos que ser conscientes de los pequeños detalles, tanto personales como de lo que nos rodea. Una vez hecho esto, una vez aceptado quiénes somos, es cuando podemos ofrecer a los demás, es cuando podemos ver lo que nos rodea desde una nueva perspectiva, una nueva mirada.


-------
Analizado por Susana Marín, en Poemario, publicado en octubre de 2015, visto en https://poemario.org/autumnal/ .Gracias por leernos y citarnos :)