Confianza, Pedro Salinas



Análisis

Mientras el poeta crea en otra persona, en su sinceridad, en su luz, confiará en ella. La confianza se basa en un trabajo diario, con sus problemas y sus bondades. La confianza se crea puntada tres puntada para crear una relación fuerte, esa vela al viento de la que habla el poeta.

Confianza es uno de los más célebres poemas del escritor madrileño Pedro Salinas (1891 – 1951). Nos ofrece con este poema unos bellos versos dedicados a la vida y al optimismo de aquel que no sólo sabe desear seguir viviendo, sino que también se recrea en todo lo creado haciendo de su mundo y de su existencia una maravilla esperanzadora que siempre se promete un mañana, se asegura el futuro en ella misma.

El poema, el cual consta de sesenta versos, está formado por tres estrofas de cuatro versos y una de tres versos y dicha estructura se repite cuatro veces. Todas las estrofas presentan un esquema similar, lo que convierte al poema en una especie de enumeración elogiadora de cuanto nos rodea.

Pedro Salinas confía en la vida; y la vida es por él vista por doquier: desde en una ventana abierta (verso 2) hasta en unos ojos que despiertan de algo tan cotidiano como es el descanso o el sueño (verso 3). Ve la vida y la esperanza en el amor, en las alegrías, en una mujer hilando, en los árboles y las flores bellas, en la luz y en las tinieblas. Él confía en el futuro cuando siente el agua, cuando escucha los pájaros, cuando las horas del día se suceden fiel y ordenadamente dando la mañana paso a la tarde. Para él los momentos nunca mueren porque pueden permanecer en la memoria (versos 44 y 45). El poeta tendrá confianza en este mundo mientras las palabras que lo esperan puedan ser eternizadas en un poema.

Y finaliza el poema uniendo en dos versos todo lo sucedido en el pasado, todo lo que sucede en el presente y todo lo que sucederá el día de mañana.

Es realmente reconfortante leer un poema tan cargado de optimismo. En unas pocas líneas se nos ha recreado todo lo bello de la existencia; aunque observamos que precisamente las cosas que lo hacen confiar en la vida y en el mañana son las cosas eternizables y atemporales y no los individuos concretos o las sensaciones personales. No cantará por siempre el mismo pájaro, aunque siempre habrá uno cantando; y siempre habrá mañanas y tardes sucediéndose… pero qué hay de una caricia puntual que se da un día…

Podemos concluir que para el poeta habrá vida y habrá confianza mientras haya mundo, mientras haya poesía.


-------
Analizado por Victoria Jorrat, en Poemario, publicado en marzo de 2015, visto en https://poemario.org/confianza/ .Gracias por leernos y citarnos :)