El Dulce Sabor de una Mujer Exquisita, Gabriel García Márquez



Análisis

Estamos ante un hermoso poema de García Márquez en el que plasma su visión de una mujer y, en contraposición, también la de un hombre. A diferencia de otros autores, no enfoca la feminidad desde el punto de vista sumiso, triste, o reivindicativo. Lo hace desde un punto de vista femenino y desde un punto de vista objetivo, a la vez tierno y sensual.

A través de una construcción realizada con versos libres, va poniendo en valor lo que para él es una mujer. Así, en los dos primeros versos hablan de que una mujer de verdad no busca la atención, el halago, sino que lo que hace es desear y buscar el amor verdadero.

Más allá del tiempo, un reloj que se detiene y la ignorancia a lo superficial

En la siguiente estrofa el poeta afirma que la edad no es importante, así como tampoco el físico, la piel o la belleza. La mujer más bella es la más sincera, la que se muestra como es y la que busca dar algo y hacer feliz a su pareja. Para el poeta, el valor de la mujer está en que es capaz de renunciar a todo por la felicidad de otra persona. Pero al mismo tiempo, no le quita feminidad a esta, ya que hay una mirada en la que están implícitos sus valores sexuales, sensuales y eróticos.

Para García Márquez, la mujer también lo es cuando goza su sexualidad también lo es cuando se enfrenta, cuando tiene corazón y personalidad y, sobre todo, cuando sabe decir que no en el momento que tiene que decirlo.

Este poema tiene una segunda parte que va dirigida al hombre

Para el poeta, éste tiene que querer tenerla su lado y que sea parte activa de su vida en todo momento. Tiene que atenderla, ayudarla, colaborar con ella y compartir las labores del hogar. Además, desde el punto de vista sexual, es importante darle a la mujer lo que pide y buscar su placer.

Para el poeta, la mujer es mucho más fuerte que el hombre. Hay una crítica al pensamiento masculino ya que, en muchas ocasiones se comete el error de valorar a una mujer sólo por su exterior, por su belleza física, por el envoltorio. Ataca al hombre que busca solamente el calor de otra mujer, deseando sólo momento de placer, y no se da cuenta o no tienen en consideración a la pareja que está su lado, con la que comparte una vida. Este poema es un halago, una declaración de intenciones del amor del poeta hacia la mujer y, al mismo tiempo, pone en valor su feminidad, su personalidad y su ser.


-------
Analizado por Susana Marín, en Poemario, publicado en mayo de 2014, visto en https://poemario.org/dulce-sabor-mujer-exquisita/ .Gracias por leernos y citarnos :)