El Fuego, José Emilio Pacheco



Análisis

El fuego nace de algo sencillo y se vuelve algo poderoso, pero temporal. Se deshace, se apaga rápido. El poeta personifica al fuego y, por extensión, la vida. Le hace preguntarse a él mismo, al fuego, si su paso ha sido provechoso, si su luz y calor han servido para algo. Al final, todo se queda en los restos y humo. Para el poeta, la vida, la luz, al final terminan con la oscuridad, la muerte.

Estamos ante un poema donde se nos presenta un ambiente oscuro, que no triste. Es un poema en el que parece que el poeta siente que la vida o no tiene sentido o directamente está para esperar a la muerte que, antes o después, vendrá buscarnos a cada uno de nosotros.

La vida, ese fuego que todos llevamos dentro, se va apagando poco a poco y para el poeta es importante que nos demos cuenta de sí nuestra vida deja algo más allá de los restos. El poeta se pregunta si somos conscientes de que nuestra vida puede ser importante para nosotros mismos, que más allá de lo que hagamos o digamos, es importante dejar algo más, un legado que sea importante para una o todas las personas.

Es por ello que cuando hace calor, no está hablando de la temperatura, de lo que se está hablando es de si nosotros somos lo suficientemente fuertes como para hacer que nuestra vida sea algo más que un pasar de los días, uno tras otro, hasta nuestra muerte.

Cuando habla de las formas del fuego, está hablando de la infinidad de opciones que la vida nos da para que hagamos de la nuestra algo único, algo esencial. Si lo consideramos así, nuestra vida estará carente de sentido, habremos pasado por ella sin haber hecho nada que haya merecido la pena y, como él mismo dice, no se nos perdonará porque es entonces cuando la muerte habrá ganado su batalla, porque no tendremos tiempo para volver atrás.

Este fuego, esta capacidad que nosotros tenemos para hacer de nuestra vida algo único, puede aparecer en cualquier momento y tenemos que darnos cuenta de ello para quemar esa leña, para hacer aquello que podemos para dejar esa pequeña huella el día de mañana y marcharnos con la sensación de que nuestra vida ha tenido un sentido, ya sea solamente para nosotros o para los demás. Para el poeta nuestra vida es muy valiosa y tenemos que sacarle todo el partido que podamos.


-------
Analizado por Paulo Altamirano, en Poemario, publicado en mayo de 2015, visto en https://poemario.org/fuego/ .Gracias por leernos y citarnos :)