Golondrinas, Alfonsina Storni



Análisis

Alfonsina Estorni Martignoni (Suiza, 1892 – Argentina, 1938) fue una gran poetisa argentina que logró hacerse un importante hueco en el mundo de las Letras pero que tuvo un trágico final, pues decidió quitarse la vida en lugar de seguir luchando contra el cáncer de mama que sufría.

Comenzó a ayudar a sus padres en el trabajo siendo aún niña, pero quiso buscar otras salidas laborales que satisficieran más sus inquietudes, así que a los trece años de edad se inició en el mundo del teatro. Pero el mundo del teatro, las giras etc. la desilusionaron y decidió que aquello no era lo suyo. Llegada su etapa universitaria, decidió estudiar Magisterio. Y encontró en esta profesión su vocación junto con la escritura de sus poemas. Comenzó publicando en las revistas literarias Mundo Rosarino y Monos y monadas; y en 1916 publicó su primera obra, la cual se titulaba La inquietud del rosal.

Vivió feliz como madre soltera hasta el momento en el que le fue diagnosticado el cáncer; dicha enfermedad la sumió en una grave depresión y por ello decidió suicidarse en Mar del Plata.

Escribió una poesía original, feminista y reflexiva. Los poemas de su etapa final reflejan de forma evidente sus temores y su ansiedad ante la enfermedad.
Su poema Golondrinas consta de once estrofas de tres versos cada una; dichos versos son alejandrinos (el primero y el segundo de cada estrofa) y heptasílabos (el tercero de cada estrofa) y la rima es asonante. El esquema métrico del poema es el siguiente: 14A 14- 7a 14B 14- 7b 14C 14- 7c etc.

Es una tierna metáfora por medio de la cual su autora nos hacer comprender sus ansias de libertad ante el destino. Puede apreciarse el pesimismo en los diferentes elementos relacionados con la oscuridad (negro, noche…) y la tristeza (dolor, alas de luto…) que nos ofrece, y la nostalgia de un cambio de estado necesario para su alma. La imagen de las golondrinas le sirve a nuestra poetisa para expresar su deseo de libertad, de vida; envidia a las golondrinas y al mismo tiempo les pide ayuda. Mediante este poema Alfonsina Storni se nos sincera y muestra su visión más pesimista de la existencia.

Podemos dividir el poema en dos partes fundamentalmente. La primera de estas partes la encontramos desde la primera estrofa hasta la estrofa número cuatro. Con estos versos la autora hace una descripción personal y cariñosa (constantemente emplea diminutivos: como por ejemplo “avecillas” en el octavo verso) de las golondrinas, y las va relacionando con elementos matizados de tristeza: “mensajeras de la tristeza son” (verso 1), “dejan el nido abandonado” (verso 5), “se van a buscar (…) la migaja de pan” (versos 10 – 12). La segunda parte comienza con la quinta estrofa y llega hasta el final del poema. En esta segunda parte, deja de describir a las golondrinas para dirigirse directamente a ellas: le gustaría que la recogieran para volar junto a ellas y como ellas hacia otro lugar; Storni quiere dejar atrás su invierno e ir en busca de su primavera. En esta parte del poema debemos destacar los términos relacionados con la eternidad: “eterno y más eterno” (verso 17), “eterna primavera” (verso 20).

En cuanto a los recursos literarios que embellecen el mensaje de este poema mencionaremos la geminación: “negras” (versos 2 y 3), “dulces” (versos 1 y 4), “avecillas” (verso 8), “sostenedme” (verso 16), “eterno” (verso 17), “sabéis” (versos 19 y 20), “llevadme” (versos 22 y 24), “bohemia” (verso 23) y “golondrinas” (verso 28), entre otros; apóstrofe: “¡Golondrinas, llegaos! ¡Golondrinas, venid!” (verso 13); y metáfora. Encontramos dos metáforas que conformarían el eje fundamental del poema en las estrofas séptima y novena. “País del Sol”, “eterna primavera” y “fuente del amor” es aquello que la poetisa espera encontrar tras la muerte, quizás por esperar tan bellos ingredientes quiso adelantarla. Ella se encontraba tristemente agobiada por el hecho de no poder partir de este mundo como parten las golondrinas (verso 26).

Resulta triste leer estos versos sabiendo que Alfonsina Storni realmente quería morir. Podríamos considerar este poema como una carta de despedida.


-------
Analizado por Victoria Jorrat, en Poemario, publicado en agosto de 2015, visto en https://poemario.org/golondrinas/ .Gracias por leernos y citarnos :)