Letanías de la tierra muerta, Alfonsina Storni



Análisis

La raza humana se extinguirá. El sol se apagara algún día. La tierra será un lugar frío, yermo y sin vida. No habrá estaciones en él. La tierra será un planeta que seguirá moviéndose en el espacio, pero sin una planta, sin vida, sin nada. Será como una mujer cuyos hijos hayan muerto. Todos serán lugares, ciudades, asolados y muertos.

Las montañas se convertirán en los únicos espectadores de todo. El mar se congelara y, personificado por el poeta, recordará cuando era surcado por el hombre, cuando las olas se movían líquidas y deseará inútilmente que aquello vuelva, como las playas donde llegaba y descansaba.

La luna seguirá junto a la tierra y será testigo de su lenta muerte. Todo desaparecerá y nada quedará de lo que hubo sobre la tierra y el mar. Desaparecerán las culturas, las razas, momentos y lugares de culto. Una vez arrasada, todos se darán cuenta de lo sin sentido de los conflictos y las guerras.

La tierra únicamente girará sin vida. Los lamentos dejarán de tener sentido. La tierra era el edén soñado, lugar de belleza por sus plantas, paisajes, la vida que en ella había, etcétera. Y el hombre se ocupó y preocupó de destruirse y destruirlo todo. Luchas entre mujeres, hombres, entre familias. Luchas por intereses. Todo lo bueno será aniquilado y así hasta arrasar con todo, incluso el ser humano, dejando sólo los huesos.

Ahora que ya no existe el ser humano, tampoco sabemos si queda algo de lo que erigió en pie, como podría ser una estatua. El ser humano desea que algo de él permanezca como legado, aunque nadie exista. Sería un legado del hombre y de la divinidad. Esta escultura, si existiera, sería extraña para el universo que la observa.

Esta escultura, representación de una mujer, sería algo vivo e inerte a la vez, lo último de humano en la tierra. Será un recuerdo hasta que también desaparezca y con ella todo rastro del ser humano. La poeta desea que algún día un sol vuelva a incidir sus rayos en la tierra y la vida, en ese mar líquido de nuevo, se forme de nuevo y un nuevo ser humano habite la superficie. Pero será imposible. La vida no podrá existir más. El hombre renunció a la vida y se ocupó de acabar con ella. Ese futuro, ese nuevo sol, no encontrara una nueva vida.


-------
Analizado por Susana Marín, en Poemario, publicado en septiembre de 2015, visto en https://poemario.org/letanias-tierra-muerta/ .Gracias por leernos y citarnos :)