Los Encuentros de un Caracol Aventurero, Federico García Lorca



Análisis

El público infantil fue importante en la obra de Lorca y a ellos dedicó una parte de su creación literaria, como por ejemplo este poema. Además de la parte infantil del poema, este tiene una carga ideológica muy importante, que se va deslizando a través de los versos, haciendo una crítica social, religiosa y política muy dura.

Así, en este poema se habla de que la mañana es para los niños, que es lo que parece que siente el poeta. La tranquilidad, como concepto, es la mañana junto con la sombra de los árboles en el suelo.

Hay una imagen de la niebla diurna producida por el calor de las primeras horas del sol. Las gotas de la mañana se pegan a las telarañas y parecen líneas, rayas, de cristal cuando se miran. El sonido del agua es algo que se asocia al campo, a un sonido relajante. El caracol, tranquilo, es un animal en el que nadie se fija, pero lo ve todo.

La tranquilidad de lo que ve y su belleza hace que se decida a conocer qué hay más allá. Al llevar su casa, su caparazón a cuestas, le es más fácil hacerlo. Así que inicia el viaje. Al comienzo del mismo se encuentra con dos ranas. Éstas no croan, no cantan porque una es casi ciega y lo considera inútil y la otra que ve, ha dejado de creer en Dios, en todo y también ha dejado de croar.

Ambas ranas se resignan y su decisión es pedir a quien creen que tienen más que ellas. El caracol, mudo porque no pueda hablar, tiene miedo ante lo profundo del bosque. Las ranas le preguntan dónde va. Le preguntan a caracol acerca de lo que puede hacer o no, de sus creencias religiosas y su opinión de la vida eterna. El no cree y siente que no puede hacer gran cosa para cambiarlo. Respecto a la vida eterna, no sabe qué es y una de las ranas le dice qué es para ella.

El caracol habla de un recuerdo de la infancia, de su abuela diciéndole lo que era para ella la vida eterna. Las ranas sólo ven esto desde el punto de vista religioso, católico. El caracol siente que puede ser así. Las ranas se van, dejando el caracol con dudas y más temeroso.

Las ranas en el fondo, creen en la vida eterna aunque no saben por qué. Se sorprenden al darse cuenta de ello. Las nuevas generaciones están mucho más influenciadas por la religión. El caracol, que regresa por donde ha venido se encuentra con unas hormigas. Observa como una de ellas es arrastrada por otras, con muy mal aspecto. Siente que la maltratan y pregunta por qué la dañan así.

La hormiga ha querido saber, conocer, ver más allá de lo que se le permitía o se quería que supiera. Las otras hormigas no saben lo que la otra hormiga ha visto. Ella ha visto las estrellas, pero las otras hormigas cumplen lo mandado y se la llevan. Las estrellas, lo infinito, la imaginación, la belleza de lo diferente, el saber algo nuevo, el conocimiento, la libertad, es lo que ha visto y todo esto es lo que desea porque lo ha conocido quien tenía sed de ello.

Las otras hormigas, cerradas a lo diferente y nuevo, no ven o no quieren verlo. El caracol parece que no lo entiende. El resto de las hormigas quieren matarla y la acusan de vulnerar una ley perversa para hacerla desaparecer. La hormiga, agonizante, es feliz por haber vivido ese momento, la libertad de ver la diferencia, la belleza de lo nuevo. El caracol la defiende para que las otras se vayan.

Una abeja pasa por el lado de la hormiga cuando esta agoniza. La hormiga siente que es la muerte que la lleva a una vida eterna. Al morir, las demás hormigas, para evitar la culpa, la abandonan. Es como la frase que dice “entre todas la mataron y ella sola se murió”.

El caracol duda de sus creencias y siente que igual está equivocado al volver por donde ha venido. Siente que el camino de la hormiga, el desconocido es el correcto. Pero el caracol es cobarde y parece que es mejor hacer lo que los demás. Parece que no quiere pensar en nada más que lo que se espera. El tiempo parece que tampoco ayuda e impide ver el camino, el futuro. El caracol se conforma y hace lo que hacen los demás y porque hay que hacerlo así. La religión es una parte de ese control de la sociedad.


-------
Analizado por Susana Marín, en Poemario, publicado en mayo de 2015, visto en https://poemario.org/los-encuentros-caracol-aventurero/ .Gracias por leernos y citarnos :)