Me da lástima de las estrellas, Fernando Pessoa



Análisis

Este poema de Fernando Pessoa habla del tiempo, de su paso y de la tristeza que produce mirar atrás y darse cuenta de cómo el tiempo nos afecta.

En la primera estrofa del poema se nos habla de las estrellas como metáfora de la vida. Su luz brillante, que tanto nos ilumina, en realidad es una ilusión ya que, aunque brille fuerte, la luz recorre millones de años luz hasta llegar a nosotros y es posible que cuando su luz llegue a nosotros y la veamos en todo su esplendor, la estrella puede haber muerto ya.

En la segunda estrofa se nos habla del cansancio de las personas, de la falta de brillo. La atmósfera la llena completamente el tedio, la falta de fuerzas, el dejarse llevar. Hay como una necesidad de apagarse y de querer pararse. Es como si las piernas y los brazos perdieran toda su capacidad y se resignaran.

Vamos dejando de ser nosotros mismos y nuestra luz y, la que nos hace brillar como las estrellas, nuestra fuerza interior, como las estrellas, después de millones de años, deja de brillar por qué pasamos a ser sólo recuerdo.

El poeta se pregunta si hay que armarse o arrepentirse cuando, finalmente desaparezcamos, seamos algo con vida o inerte.

Estamos ante un poema de desesperanza, en el que todo lo que lo rodea nos llevará tristeza y la sensación de que no hay un futuro de felicidad para nadie. Todos tenderemos a desaparecer, a que en algún momento todo lo que pensamos, lo que tenemos realmente, es una ilusión.

Sin embargo, el protagonista de nuestro poema parece que, al final, sí quiere una salida alternativa a una vida de tristeza y desamor. Pero esta salida parece que se centra más en una vida después de la muerte, en el más allá, quizá en el cielo, donde podemos ser un poco más felices.

Al final parece que, realmente, la pena es porque su luz finalmente acabará en el olvido y, seguramente, nadie reparada en su fin. Sin embargo, las personas, el miedo que tienen y por lo que se preocupan, es por dejar poso en algo que haga que sean recordados. Por eso, muchas veces, en el ocaso de la vida, es normal que, si han errado, si se han equivocado, etc. se intenté redimir pecados antes de marchar, según las creencias de cada uno.

Como conclusión, decir que las personas tenemos capacidad de elegir qué queremos ser y hacia dónde queremos que se encaucen nuestra vida, a diferencia de las estrellas y su luz, que no pueden escoger.
Fernando Pessoa nos muestran este poema la importancia que tiene la vida y la necesidad y la suerte de poder vivir nuestra vida como deseemos.


-------
Analizado por Susana Marín, en Poemario, publicado en febrero de 2014, visto en https://poemario.org/me-da-lastima-de-las-estrellas/ .Gracias por leernos y citarnos :)