Pido la paz y la palabra, Blas de Otero



Análisis

Dios, vacío, conflicto o censura, clandestinidad, muerte. Frente a ello, el hombre, la palabra y la paz. El poema “Pido la paz y la palabra” de Blas de Otero reúne la esencia de su poemario homónimo publicado en 1955. Es una declaración de intenciones en la que el poeta vasco asume una nueva trayectoria humana y creativa, una nueva aspiración que le lleva a entablar un combate contra su propio pasado.

Para muchos de nosotros la Guerra Civil española (1936-1939) es un periodo demasiado lejano. Se hablado tanto sobre ese conflicto, se han escrito tantas cosas, que muchas personas prefieren olvidar. Poemas como “Pido la paz y la palabra” sirven para recordar un suceso trascendental en la historia de España que tuvo como consecuencia una dictadura de casi 40 años.
Blas de Otero, como otros poetas de su generación, se vio obligado a reaccionar ante un panorama político y social que había cambiado de forma radical la vida de las personas. Esa reacción queda expuesta en su poemario “Pido la paz y la palabra”. Pero como en otras piezas de esta obra, De Otero reacciona también ante su trayectoria creativa.

El poeta bilbaíno pasó una primera etapa religiosa de la que luego renegó y más adelante, especialmente con “Ángel fieramente humano” viró hacia la poesía existencial. Pero la situación social empezó a hacer mella en el poeta y durante su estancia en París a principios de los años 50, inició una nueva etapa marcada por “Pido la paz y la palabra”.

Los tres primeros versos del poema homónimo resumen su propósito y describen el panorama social español. El poeta escribe ahora con un objetivo humanista, universal, reclamando “justicia para el hombre”. Atrás quedan el individualismo, el subjetivismo y el silencio de Dios de su etapa existencial. El “silencio”, “la sombra” y “el vacío” dejan paso a la palabra, la justicia y la paz, todo ello con un sentido universal, de anhelo de una reconciliación entre hombres que apenas unos años atrás, habían luchado a muerte.

De esta forma, este poema es una toma de posición creativa, una transmisión de su nuevo ideario: su poesía será social, mirará hacia fuera, hacia los hombres y sus conflictos y abandonará el inconcluso viaje hacia el alma individual. Blas de Otero considera que esa es la poesía necesaria en esos momentos. Tanto para él mismo, como para los demás. Pero Blas de Otero no puede evitar un tono crítico, no solo consigo mismo, como hemos comentado, sino con la autoridad política. Dice lo que le dejan decir…

“Pido la paz y la palabra” tiene una estructura circular reiterando el objetivo general de su poemario y la ideología que lo impregna. Se presenta como un poema de 14 versos de rima asonante con encabalgamientos abruptos que tienen como fin remarcar conceptos. Paz y palabra, frente a muerte y censura. Con piezas como esta Blas de Otero se convirtió en uno de los referentes máximos de la poesía social de los años 50 en España.


-------
Analizado por David Rubio, en Poemario, publicado en septiembre de 2013, visto en https://poemario.org/pido-la-paz-palabra/ .Gracias por leernos y citarnos :)