Soledades, Mario Benedetti



Análisis

La felicidad total no existe. Sólo hay momentos de felicidad. Cuando no lo somos por completo, la soledad es parte de nuestra existencia. Cuando un momento de alegría o cualquier otro sentimiento positivo pasa, la soledad llega. Aunque sea un momento mínimo, la soledad puede llegar a destrozarnos.

Sentimos que todo a nuestro alrededor se tambalea. Nos sentimos inseguros y no tenemos dónde asirnos. Cuando hablamos de una relación de pareja, el poeta observa de una manera racional. Ambos, hombre y mujer, se alejan, marcan una distancia física y también emocional.

Esa sensación se junta con algo más cuando hay distancia con la pareja. Pueden aparecer otras personas que consuelan, calman y hacen que la separación entre ambos sea mucho más lejana, imposibilitando un acercamiento. Después de eso, de la soledad, el poeta desconoce lo que puede ocurrir. Siente que si ambos, que están solos, piensan en ello y estuvieran más cerca el uno del otro, la soledad no sería tan terrible.

La temática de la soledad es una constante en muchos poemas de diferentes autores a lo largo de la historia de la literatura. En este caso, el poeta lo ve desde el punto de vista personal y de pareja. Cuando este sentimiento entra en nuestro interior, nos sentimos desolados porque nos faltan recursos y capacidades, en la mayoría de los casos, para darnos cuenta y poco a poco va consumiendo nuestra energía positiva.

Cuando hablamos de pareja, el poeta parece que ahonda en algo que ocurre cuando ambos, o una de las dos partes, se sienten solos. Empieza a haber un distanciamiento entre ambos sin que se den cuenta de ello. Pero avanza de una manera cruel y comienza, sobre todo, alejándolos paulatinamente el uno del otro, bien con silencios o con una necesidad de momentos de separación.

El problema no es la soledad, el problema no es el distanciamiento, el problema no es que la persona necesite un poco de espacio para pensar en lo que le sucede y darse cuenta de que puede salir de ese problema. El problema está cuando aparecen terceras personas que alejan a la otra parte de la relación, con buenas intenciones o no.


-------
Analizado por Susana Marín, en Poemario, publicado en julio de 2015, visto en https://poemario.org/soledades/ .Gracias por leernos y citarnos :)